Analizan huella de carbono en gastronomía regional

La medición de huella de carbono tanto para el establecimiento, producto o proceso dentro del restaurante, fue el tema del tercer taller del Programa de Difusión y Transferencia Tecnológica Sustentable 100K, iniciativa de Corfo dirigida a restaurantes de la zona para que utilicen productos locales, teniendo como límite un radio de 100 kilómetros.

Osvaldo Poblete, director del proyecto, indicó que “la transferencia de estas metodologías, consideran los alcances dentro de cada establecimiento y su adaptación a este sistema productivo, las cuentas contables involucradas y la gestión posterior para su reducción”.

El experto señaló que “la huella de carbono es una buena herramienta para gestionar el proceso de emisión de gases de efecto invernadero, con la ventaja que puede aplicarse a un evento como un coctel o coffee break, a un producto como un plato de la carta o el establecimiento completo. Además, hay que compatibilizar esta gestión con el funcionamiento del establecimiento y el logro de obtener un plato sustentable”.

Raúl Fernández, director regional de Corfo, explicó que el objetivo de esta iniciativa es “mejorar la competitividad de las empresas beneficiarias del sector turismo gastronómico de Iquique, generando competencias productivas, innovación, sustentabilidad y desarrollo productivo local incorporando nuevos conceptos tecnológicos en aspectos de desarrollo de la cocina local, generando productos con mayor valor agregado y con cuidado del medioambiente”.

El concepto de 100K involucra la obtención de materias primas de proveedores locales en un radio no mayor a 100 kilómetros, esto significa el desarrollo de la identidad local, el mejoramiento de competitividad por eficiencia del uso de recursos naturales, desarrollo de productos gourmet con sello de sustentabilidad ambiental y huella de carbono. Esta tecnología es una innovación en el turismo gastronómico con identidad regional.

Los resultados esperados del proyecto son obtener un producto innovador y gourmet en la carta de cada beneficiario, la certificación del sello de cocina sustentable 100K, la medición de huella de carbono de productos del restaurante, la reducción de uso de energía convencional, y la incorporación de gestión sustentable de residuos.

«100K» se inserta en una serie de instrumentos de Corfo destinados a potenciar el turismo en la región, los cuales forman parte del Programa Estratégico Regional de Turismo “Descubre Tamarugal”. Entre ellos, se cuentan el Nodo Gastronómico Borde Costero de Iquique, Nodo Alojamiento Turísticos de Iquique, el Programa de Fomento “Destino Mamiña”, el Bien Público “Caracterización de aguas termales de Tarapacá”, el Bien Público “Experiencias turísticas en Región de Tarapacá”, el Programa de Apoyo al Entorno Emprendedor “Tarapacá te sorprende”, el Nodo “Turismo aventura”, y el Programa de Formación de Competencias (PFC) “Diagnóstico y diseño de experiencias turísticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba