Proyecto Corfo construye adoquines con residuos mineros y conchas marinas

Un ambicioso proyecto sustentable está desarrollando una profesional de Iquique, el cual desarrolla una técnica en la construcción de adoquines en base a residuos mineros y conchas marinas, iniciativa que se orienta a la construcción de parques, plazas y miradores turísticos de la región. La investigación, que se encuentra en su segunda etapa, se denomina Minewastecement (MWC) y es apoyada por Corfo a través del instrumento “Validación y Empaquetamiento de Innovaciones basados en I+D”.

Olga Penagos Piñeros, ingeniera civil y magister en gestión y derecho ambiental, comenzó con este innovador proyecto en 2014, etapa en la que desarrolló el prototipado con resultados positivos, entregando un nuevo producto con beneficios ecológicos y ambientales para los habitantes de la región.

La ingeniera precisó que “el producto MWC, es una mezcla de materia prima procedente de los residuos mineros, relave, estéril, agua de proceso y cementante, que tienen como homólogo de uso en el mercado el concreto simple. Es la oportunidad de valorizar los millones de toneladas de residuos mineros que durante años han provocado grandes catástrofes”.

Olga Penagos, agregó que “en la actualidad, estamos evaluando la inclusión de otros residuos, de origen marino. Estamos usando conchas provenientes de Caleta Pisagua con la finalidad de mejorar aún más la resistencia al desgaste de los elementos que se fabricarán”. Los estudios respecto a la factibilidad de estos residuos, son realizados en el Departamento de Biología Marina de la Facultad de Recursos Renovables de la Universidad Arturo Prat.

En cuanto al tratamiento de áridos de desechos de la minería y asimismo de productos marinos, el proyecto es apoyado por el académico e investigador de la carrera de Ingeniería Civil en Metalurgia de la Unap, Cristián Hernández Osorio. “En nuestro departamento se realizan las múltiples pruebas con el apoyo de los estudiantes, las que han resultado exitosas”, explicó el profesional.

La ingeniera a cargo del prototipo, señaló que “nos encontramos en proceso para la construcción de una mirador turístico en el sector de la Cuesta del Toro en Alto Hospicio. En ese lugar, demostraremos el éxito de nuestro diseño y asimismo fortaleceremos la vinculación con las comunidades aleñadas al área productiva”. También destacó que “el comportamiento mecánico en pruebas de resistencia a la compresión, porcentaje de absorción y la incidencia sobre el medio ambiente estudiado en especies vivas ha sido muy positivo, con resultados que se encuentran dentro de las normas y dependiendo de los usos especificados”.

De esta manera concluye la investigación, se consolida que la mezcla MWC logra crear bienestar social a través de su empleo en el rubro de la construcción y otros que sean de interés, de tal forma que se desarrolle un modelo de negocio exitoso para la industrialización y comercialización. En suma, se demuestra que ambientalmente no se genera un importante impacto de este producto en sus diferentes usos en la construcción y obras de ingeniería, principalmente mediante el estudio de especies vivas, animales o vegetales que se pongan en contacto con los adoquines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba