Presidente Piñera realiza declaración por promulgación de leyes de la República

Proyectos crean el Fondo de Emergencia Transitorio COVID-19; modifican la Constitución para facilitar la inscripción de los candidatos independientes a la Convención Constituyente y permiten un segundo retiro del 10% de los ahorros provisionales.

Muy buenas tardes:

Hoy hemos promulgado tres proyectos de ley que fueron propuestos por el Gobierno y aprobados por el Congreso. La promulgación de estos tres proyectos contribuye a mejorar la calidad de vida de todos los compatriotas en estos tiempos de adversidad y también hacer más participativa nuestra democracia, recogiendo una sentida aspiración de los ciudadanos.

El primer proyecto crea el Fondo de Emergencia Transitorio COVID-19, un fondo por hasta 12 mil millones de dólares, cuyo objetivo es financiar las medidas necesarias para enfrentar las consecuencias causadas y atender las necesidades generadas por la pandemia del coronavirus. Este Fondo lo habíamos acordado con la Oposición en los acuerdos del 14 de junio pasado.

También hoy estamos promulgando el proyecto que modifica la Constitución para facilitar la inscripción de los candidatos independientes a la Convención Constituyente, a través de reducir el número de patrocinios o firmas necesarias para inscribir esas candidaturas, y a través del establecimiento de un sistema digital a través de una plataforma electrónica que no haga obligatorio que el trámite sea presencial ante el SERVEL, sino que pueda ser a través de esta plataforma que deberá implementar el Servicio Electoral.

La promulgación de esta reforma constitucional elimina barreras a la entrada y facilita la participación de los independientes, recogiendo una sentida demanda del mundo independiente que son la mayoría de los chilenas y chilenos, y va a permitir una mayor participación ciudadana en la Convención Constitucional, en la elaboración de la nueva Constitución y, en consecuencia, fortalece y revitaliza nuestra democracia.

Finalmente, también estamos hoy promulgando un proyecto de ley que envió nuestro Gobierno que permite un segundo retiro del 10% de los ahorros provisionales. Estamos muy conscientes de los desafíos sociales que se derivan de la pandemia del coronavirus y de la recesión de la economía mundial, y de la urgencia y justicia de mejorar las pensiones de todos los chilenos.

Por eso nuestro Gobierno ha buscado hacer frente a ambos desafíos de forma simultánea. El primero, proteger y ayudar a las familias afectadas por estas pandemias. Para estos efectos, desde marzo de este año, cuatro días después del primer caso de coronavirus en nuestro país, hemos ido construyendo una Red de Protección Social que incluye el Ingreso Familiar de Emergencia que ha beneficiado más de 8 millones de chilenos y chilenas. En conjunto esta Red de Protección Social hoy día protege y apoya a más de 14 millones de compatriotas, es decir, 3 de 4 chilenos y chilenas están protegidos o han recibido apoyo y ayuda de esta Red de Protección Social.

Pero también tenemos un compromiso con mejorar las pensiones de todos y muy especialmente de los grupos más vulnerables, de la clase media y de las mujeres.

Por esta razón, desde el primer día nuestro Gobierno ha impulsado una amplia y profunda reforma al Sistema de Pensiones para mejorar las pensiones. La primera etapa de esta reforma se aprobó hace ya más de un año y en plena operación, porque la Reforma al Pilar Solidario de nuestro Sistema de Pensiones está beneficiando hoy día a más de 1,7 millones de hombres y mujeres chilenas que han visto su Pensión Básica Solidaria o el Aporte Previsional Solidario incrementado en un hasta 50%. Ellos son los grupos más vulnerables.

Pero estamos muy conscientes que aún está pendiente una segunda etapa de la Reforma de Pensiones, que nuestro Gobierno envió al Congreso hace ya más de dos años, que fue aprobado por la Cámara de Diputados hace más de un año y que está hoy día pendiente en el Senado.

Esta segunda etapa de la Reforma al Sistema de Pensiones busca un reajuste y una mejoría significativa en las pensiones de 800 mil jubilados actuales, especialmente mujeres y personas de clase media. Y, también, busca un aumento significativo en las pensiones de todos los actuales imponentes y, en consecuencia, futuros pensionados de nuestro país.

Quiero hacer un llamado al Senado y a todas las fuerzas políticas a buscar y encontrar un acuerdo que nos permita, con prontitud, llevar adelante esta necesaria y urgente mejoría de las pensiones para las mujeres y la clase media de nuestro país.

Estamos muy conscientes que un retiro anticipado de los ahorros previsionales tiene un efecto negativo en las pensiones de los actuales pensionados y de los futuros pensionados. Por estas razones, nuestro Gobierno envió un proyecto de ley, que hoy estamos promulgando, con dos objetivos simples y claros: primero, que el retiro de parte de los ahorros previsionales se haga bien, se haga respetando y no vulnerando nuestra Constitución, respetando y no vulnerando el Estado de Derecho y las atribuciones de los distintos Poderes del Estado y, en segundo lugar, buscamos eliminar o reducir el daño que un retiro anticipado de los ahorros previsionales genera sobre las pensiones actuales y futuras de nuestros compatriotas.

Estamos conscientes que el proyecto que envió el Gobierno sufrió modificaciones en su trámite legislativo en el Congreso.

Finalmente, quiero, también, compartir con todos nuestros compatriotas el firme compromiso de nuestro Gobierno de facilitar y agilizar la tramitación de este proyecto a través de un proceso expedito de promulgación, que lo estamos haciendo hoy día, de toma de razón de la Contraloría y de publicación en el Diario Oficial con el propósito de permitir que los primeros retiros puedan iniciarse el jueves 17 de diciembre, una semana antes de Navidad, y que el segundo retiro pueda efectuarse 10 días hábiles después del primer retiro.

Es importante destacar que este retiro no afecta la clasificación socioeconómica de los hogares y, por tanto, no afecta el acceso de las personas a los beneficios sociales.

Y, por otra parte, también, es bueno tener conciencia que, con el propósito de acelerar el pago de las pensiones alimenticias, el Gobierno presentó una indicación que establece un plazo máximo de 10 días, una vez recibida la decisión del Poder Judicial, para que las AFP paguen a las madres las retenciones de alimentos que produce esta ley.

Finalmente, el Gobierno junto al Banco Central, la Comisión para el Mercado Financiero y el Banco del Estado están trabajando con intensidad y urgencia para que este retiro del 10% se haga en forma simple, rápida y segura y para eso es fundamental respetar las normas sanitarias, evitar las aglomeraciones, para evitar nuevos contagios.

Y, también, estamos tomando todas las medidas de seguridad para evitar actos de delincuencia que se producen debido a estos retiros.

Y para lograr cumplir con estas dos seguridades, la seguridad sanitaria, proteger la salud, y la seguridad ante la delincuencia, queremos hacer un ferviente llamado a todos los chilenos y chilenas que van a hacer retiro de sus ahorros previsionales a privilegiar los medios electrónicos de pago y a evitar, en la medida de lo posible, el uso de efectivo.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba