Ministra Rubilar tras aprobación de escaños reservados: “Es una jornada histórica. La nueva Constitución se escribirá con letra indígena”

Senadores ratificaron en forma unánime el acuerdo de la comisión mixta, despachando la reforma para su promulgación por parte del Presidente de la Repúplica, Sebastián Piñera.

El Senado aprobó y despachó para su promulgación, la reforma constitucional que establece escaños reservados para los pueblos indígenas en la Convención Constitucional encargada de redactar una nueva Constitución. 

La sala ratificó en forma unánime, por 41 votos a favor y ninguno en contra, el acuerdo transversal alcanzado por la comisión mixta sobre la modificación a la Carta Fundamental que entrega 17 escaños reservados a los 10 pueblos indígenas reconocidos por la legislación chilena, en la integración del órgano constituyente que se elegirá el 11 de abril para la creación de una nueva Constitución Política de la República.

“Es una jornada histórica para nuestra democracia, pero sobre todo para los pueblos indígenas y en particular para todas las comunidades, para todos aquellos que alzaron su voz para decir este proceso histórico que vamos a vivir, con la redacción de una nueva Constitución, no podía ser escrito sin los pueblos indígenas”, sostuvo la ministra Rubilar tras la votación del Senado.

Asimismo, señaló que “este nuevo paso va a marcar efectivamente un antes y un después en la relación del Estado con los pueblos indígenas”.

Los 17 escaños reservados estarán incorporados dentro de los 155 convencionales establecidos en el acuerdo político del 15 de noviembre de 2019 y ratificado por una amplia mayoría ciudadana en el plebiscito del 25 de octubre de este año.

De esta forma, el Senado aprobó reservar 7 escaños para el pueblo Mapuche, 2 para el pueblo Aymara, 1 para el pueblo Rapa Nui, 1 para el pueblo Quechua, 1 para el pueblo Lican Antay o Atacameño, 1 para el pueblo Diaguita, 1 para el pueblo Colla, 1 para el pueblo Kawashkar, 1 para el pueblo Yagán o Yámana y 1 escaño para el pueblo Chango.

La titular de Desarrollo Social y Familia señaló además que “los pueblos indígenas, como debía ser, como era el imperativo ético, podrán escribir también la Constitución del nuevo Chile que todos soñamos”. 

En ese sentido, también valoró y agradeció, a nombre del gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el trabajo de la comisión mixta y el respaldo de senadores de gobierno y de oposición a la reforma, así como también al Comité Indígena de Chile Vamos representado por Hans Curamil, Simón Duhalde, Rodrigo Huenchumán y Mery Cayupán.

“Todas las partes fuimos capaces de ceder en nuestras posiciones porque lo único que importó fue pagar la deuda de representación política más grande que tenemos que es la representación de los pueblos indígenas”, indicó.

 “Lo que estamos haciendo es sembrar semillas de justicia para cosechar una paz duradera, que no se quiebre a la primera diferencia que tengamos en el futuro”, enfatizó la ministra.

Finalizó su intervención señalando que “este histórico acuerdo nos permite decir con orgullo que la nueva Constitución se escribirá de forma ejemplar, de forma paritaria, con representación de los independientes y también con representación de los pueblos indígenas y podremos decir que la nueva Constitución se escribirá con letra indígena”.

Por su parte, el ministro Secretario General de la Presidencia, Cristian Monckeberg, sostuvo que “como Gobierno queremos que el proceso constituyente resulte impecable, y este es un tremendo avance que cierra de buena forma los ajustes necesarios para la conformación de la Convención Constitucional. Es un tremendo avance que los pueblos indígenas participen de este necesario proceso y de nuestro futuro.  Agradecemos también el esfuerzo que se hizo entre el oficialismo y la oposición, para llegar a un acuerdo”.

Asimismo, el Subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal, agradeció a todos los parlamentarios “por haber demostrado una y otra vez la voluntad política y el compromiso de iniciar una nueva etapa en la relación con los pueblos originarios que habitan en Chile. Esta aprobación histórica no solo da a los pueblos indígenas un espacio en la Convención Constitucional, sino que además pone a Chile en una posición de liderazgo en este tipo de leyes de inclusión de pueblos indígenas en instancias de deliberación política a nivel mundial”.

Identificación

La ley garantiza un mecanismo de identificación previa para resguardar la calidad indígena de candidatos y votantes, evitando así la posible injerencia de no indígenas y protegiendo la transparencia e integridad de la votación.

Se identificará a las personas indígenas mediante distintos registros administrativos, como la nómina de aquellas personas que estén incluidas en el Registro Nacional de Calidades Indígenas o datos administrativos que contengan los apellidos mapuche evidentes, entre otras. Dicha nómina será publicada electrónicamente por el Servicio Electoral hasta 80 días antes de la elección.

Los ciudadanos y ciudadanas que no figuren en la nómina podrán identificarse como electores indígenas hasta 45 días antes de elección, obteniendo una autorización del Servicio Electoral, al acreditar su calidad de indígena mediante un certificado de la CONADI o una declaración jurada, elaborada por el Servel, firmada ante un ministro de fe.

Personas con discapacidad

La reforma constitucional fomenta además la participación de personas con discapacidad en las elecciones de convencionales del próximo 11 de abril. Para ello, se definió la creación de una cuota que deberán cumplir las listas que se presenten ante el Servel con un mínimo de 5% de candidatos con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba