Con Apostilla se reducen trámites para legalizar documentos desde y hacia el extranjero

Desde este 30 de agosto en Chile comienza a operar el convenio Apostilla, que busca mejorar la calidad de vida a los ciudadanos, chilenos y extranjeros, a través de la simplificación de una cadena de trámites que actualmente deben realizar para legalizar documentos públicos de uso internacional.

Con esto se busca acortar tiempos en la realización de trámites que toda persona o institución realice y que considere documentación desde y hacia el extranjero.

La secretaria regional ministerial de Justicia y Derechos Humanos, Lorena De Ferrari, destacó la simplificación de los procesos. “Hasta ahora los trámites de legalización, ya sea para los documentos chilenos que se utilizan en el extranjero como los documentos extranjeros que se utilizan en Chile, debían pasar por una cadena de legalizaciones, y desde hoy se reducen a un solo trámite, lo que a la larga es una mejora para todos”.

Por su parte, la Directora (TP) de la región de Tarapacá del Servicio de Registro Civil e Identificación, Ema Moreno, resaltó el trabajo de la entidad en la implementación de la Apostilla. “Somos uno de los 5 servicios encargados de apostillar los documentos que se reciben desde el extranjero o que son necesarios para realizar alguna tramitación en el exterior. El beneficio fundamental que proporciona esta medida es aportar a la descentralización: las personas de regiones ya no tienen que ir a Santiago a realizar los trámites. Además, se realiza en las oficinas regionales acercando estos trámites a la comunidad”.

¿QUÉ ES LA APOSTILLA?

La Apostilla es una certificación única que simplifica la actual cadena de legalización de documentos públicos extranjeros, modificando la forma de acreditar su autenticidad mediante un trámite único.

Los documentos emitidos en Chile para ser utilizados en un país miembro del Convenio de la Apostilla (actualmente 112 países incluído Chile) que hayan sido certificados mediante una Apostilla, deberán ser reconocidos en cualquier otro país del convenido sin necesidad de otro tipo de certificación.

Asimismo, los documentos que ingresan apostillados a Chile (desde los países parte del Convenio) deberán ser reconocidos sin necesitar de una certificación adicional. Ahora será reemplazado por un trámite único denominado “Apostilla”.

¿CÓMO FUNCIONA?

Los chilenos o extranjeros que busquen apostillar un documento, deberán realizar el trámite único de manera presencial o en las plataformas web de los servicios públicos involucrados.

Ello implica que el actual peregrinaje que los ciudadanos deben realizar por distintas reparticiones públicas nacionales y extranjeras (actualmente conocido como legalización), se reducirá a un trámite único, ya sea en Chile o en el exterior, dependiendo del lugar en que el documento haya sido emitido.

¿QUÉ ENTIDADES NACIONALES PODRÁN APOSTILLAR DOCUMENTOS?

Aparte de la Cancillería, que lidera actualmente esfuerzos de coordinación en la materia, también estarán facultados para apostillar documentos públicos los Ministerios de Educación, Justicia y Salud, así como el Servicio del Registro Civil e Identificación.

Ello lo podrán realizar a través de todo el territorio nacional por medio de sus respectivos SEREMIS y otras autoridades competentes autorizadas para expedir este tipo de certificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba