Reconstrucción

Luego de la catástrofe que azotó a la región los días 1 y 2 de abril de 2014, la Presidenta de la República instruyó de inmediato la tarea de reconstrucción. La responsabilidad de este desafío fue tomada por el Intendente Regional, quién fue apoyado hasta junio de 2015 por una delegación presidencial especialmente conformada para esta tarea.

Desde julio de 2015, dicha responsabilidad fue tomada por la Intendenta Claudia Rojas quien, con el apoyo de las distintas carteras, autoridades y funcionarios públicos, ha avanzado de manera sostenida en la ejecución de los 169 proyectos que contempla el Plan de Reconstrucción de Tarapacá.

Hasta el momento, se han ejecutado programas de distinta índole para ayudar a los afectados, que incorporaron iniciativas en agricultura, apoyo social y fomento económico en materia de turismo, empleo y producción.

Del mismo modo, se han concentrado los esfuerzos en el levantamiento de la infraestructura pública de la región, considerando recintos educacionales, postas, Centros de Salud Familiar (CESFAM), infraestructura vial, muros de contención, obras hidráulicas y edificios públicos.

Esto ha requerido de grandes inversiones, tanto financieras como humanas de todos los sectores del Gobierno de Chile. También ha demandado reforzar ciertas áreas del gobierno regional y por cierto, priorizar las tareas asociadas a la reconstrucción.

A junio de 2016, se continua trabajando para materializar todos y cada uno de los proyectos destinados para la reconstrucción de la región.

VIVIENDA

Avanzar con calidad en la reparación o reposición de las viviendas dañadas por lo terremotos, ha sido el compromiso del gobierno, siendo el objetivo principal de este gran esfuerzo, recuperar el lugar donde habitaban más de 8.700 familias. Estamos trabajando duro para cumplir el compromiso que asumimos al inicio del proceso: que todas las obras hayan concluido el 2018.

A la fecha, hemos atendido al 100% de las familias damnificadas a través de los distintos programas gubernamentales asociados a las etapas de emergencia y transición. De estas, el 31% de las soluciones están terminadas, el 59% de los proyectos se encuentran en ejecución y solo nos resta un 10% por iniciar obras*.

En este tiempo se ha dado inicio a la reconstrucción de cuatro de los condominios sociales más afectados por los terremotos: Las Dunas, Cerro Tarapacá I y II y Las Quintas, los que en total suman 1.140 unidades habitacionales. Estas obras no solo restablecerán las viviendas a sus propietarios, sino que actualizarán sus estándares constructivos, mejorando sustancialmente su calidad de vida.

Junto con la recuperación de viviendas, los esfuerzos también se dirigieron a la reconstrucción de las ciudades y barrios. En virtud de esto, se realizó una importante inversión en muros de contención, tanto en espacios públicos como en viviendas, para brindar seguridad a las construcciones y evitar futuros desprendimientos, desplazamientos o fracturas.

El proceso de reconstrucción, además, implicó resolver los problemas de accesibilidad en condominios sociales que vieron afectadas sus escaleras y pasarelas.

Los efectos del terremoto también se vieron en la conectividad urbana, donde el gobierno trabajó para alcanzar el mejoramiento de las vialidades afectadas, incorporando los nuevos estándares de accesibilidad universal al diseño de los espacios públicos.

*Avances a mayo de 2016.

Ir arriba