Homologación y recepción de alertas de emergencia serán obligatorias en teléfonos celulares a contar del 23 de septiembre

A partir de este sábado todos los teléfonos celulares que se comercialicen en Chile deberán cumplir obligatoriamente con un proceso de homologación que verificará que pueden o no funcionar en todas las bandas de las distintas tecnologías y que cuentan con capacidad técnica para recibir mensajes del Sistema de Alerta de Emergencia (SAE).

Así lo establece la Normativa Multibanda/SAE, la que obliga a entregar información a los usuarios a través de un sello que certifique la homologación técnica de los dispositivos móviles, esto es, que un teléfono es compatible o no con las bandas de las distintas tecnologías (2G, 3G y 4G), y que está habilitado para recibir alertas ante riesgo de tsunami, sismos de mayor intensidad, erupciones volcánicas u otras emergencias.

“Estamos desplegando una política pública que, a partir de mañana, entregará dos importantes beneficios a las personas: más seguridad, porque los dispositivos obligatoriamente tendrán que estar habilitados para recibir mensajes del Sistema de Alerta de Emergencia (SAE), y más información, porque la gente podrá saber si el teléfono móvil que adquiera es o no compatible con las diferentes tecnologías, 2G, 3G y 4G”, afirmó el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Cofré Reyes.

A partir de este sábado la homologación deberá estar a la vista en los envases y en toda promoción publicitaria de dispositivos móviles, mediante sellos definitivos que informarán la compatibilidad de los equipos móviles para poder operar en las bandas que funcionan en Chile, y que recibirán mensajes que envía la Onemi, en casos de emergencia.

“La norma Multibanda/SAE establece como principio que los terminales comercializados en el país deben cumplir con un protocolo de homologación y, de manera muy importante, la incorporación obligatoria del Sistema de Alerta de Emergencia (SAE). Eso, permitirá a la ciudadanía, a los usuarios, acceder a aparatos telefónicos que cuenten con la información detallada, a través de estos sellos, que distinguen entre aquellos equipos que son compatibles”, explicó el seremi Transportes y Telecomunicaciones.

El nuevo y definitivo sello reemplazará a los distintivos transitorios incorporados en marzo pasado por las compañías móviles, pues tanto la exigencia de homologación como la capacidad recepción de mensajes de SAE serán obligatorias.

“Con ello entregamos certezas a los usuarios sobre la compatibilidad actual o futura del teléfono que planea adquirir. Lo que nosotros decimos es: prefiera los teléfonos con el sello sin ‘X’, pues podrá usarlo sin problemas en todas las compañías móviles, con la opción de portarse de empresa sin riesgos por las limitaciones del teléfono”, detalló el titular de Subtel.

Otro aspecto importante es que los dispositivos que tengan el sello sin ‘X’, darán garantías de que en las localidades aisladas donde sólo existe una compañía móvil que opera en una banda específica de frecuencia, el usuario no quede expuesto a que su teléfono no funcione.

El sello que posee “X” en una o más tecnologías indicará que el teléfono no es plenamente compatible con aquellas bandas de cada compañía que opera en esa tecnología específica, lo que podría perjudicar la operatividad del equipo.

De igual modo, a partir de esa fecha, cualquier dispositivo que use la red móvil, incluidos los que no son teléfonos, para ser reconocido deberá estar incluido en un sistema centralizado conectado a dicha red, a través de su número de identificación (IMEI).

Las empresas habilitadas para incluir los dispositivos en este sistema, son las denominadas empresas certificadoras, las que han sido validadas por Subtel, cuyos datos están disponibles en el sitio www.multibanda.cl, junto a otros aspectos de la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ir arriba